Sobre mí

Dianna M. Marquès nace en Barcelona, el 11 de mayo de 1980. A los 22 años se diploma en Diseño Gráfico y Multimedia.

Su interés por la escritura empieza siendo una adolescente, época en la que escribe cuatro novelas de temática romántica por diversión, sin ninguna intención de publicarlas.
 
Finalizados sus estudios universitarios, se dedica principalmente a lo que, sin saberlo, la ayudará en un futuro a ser una escritora mucho más completa: el diseño gráfico.
 
Fue en 2009 cuando la escritura vuelve a su vida para sacarla de una profunda depresión.

A finales de ese mismo año, nace su primera novela autopublicada, “Alma inmortal”, que, junto con la segunda parte, “La Isla del Dhaphiro” (2010), forman La Saga del Escarabajo, en la que nos adentramos en un nuevo y fantástico mundo que había permanecido oculto en nuestra sociedad.
 
 
A partir de entonces, descubrimos que todas las historias de Dianna tienen el denominador común de la novela romántica, pero siempre combinándola una o varias temáticas más, convirtiéndolas en tramas mucho más completas.
 
En 2011, con “22:22“, Dianna nos desvela una historia muy intensa y personal, con una importante influencia paranormal y una trama de misterio de las que mantienen en vilo hasta la última página.
 
Coma“, hasta ahora su novela más comentada y aplaudida por críticos y lectores, llega en 2012 con un relato distópico, que incluye una gran carga de ciencia-ficción y un final impactante con mensaje.
 
Volviendo de nuevo al tema paranormal, dos años después nos presenta “Los guardianes del Alma“, adentrándose de lleno en la intensa y eterna lucha entre el bien y el mal.
Ya en 2015, la escritora nos invita a tomar “Un té inesperado en 1816“, transportándonos a la época victoriana en una misteriosa historia donde se juntan pasado y presente y nada es lo que parece.
 
Caducity” retoma, en 2018, el punto de vista de la ciencia-ficción, ofreciéndonos un futuro en el que un avance científico muy particular enfrentará a la toda una sociedad.
 
El estilo literario de Dianna ha sufrido un gran cambio y una notable evolución desde aquellas primeras novelas que escribió de adolescente, madurando como autora y consiguiendo una marca personal que sus lectores reconocen al instante.
 
Capítulos cortos, descripciones sin demasiada floritura y personajes muy completos, con los que es muy fácil identificarse y que evolucionan entre giros inesperados y tramas elaboradas son las características principales de sus historias.
 
Con un total de 7 novelas autopublicadas, Dianna M. Marquès se ha consolidado como referente en el sector, siendo además una de las escritoras más completas, al encargarse ella misma de la maquetación interior y diseño exterior de sus libros.